Una vendimia atípica

La vendimia más tempranera que se recuerda se generalizó por todas la regiones de producción vitivinícola. El intenso calor del verano, con prolongadas olas de altas temperaturas, ha acelerado notablemente la maduración de la uva y su recogida. Pese a lo atípico del inicio de la campaña 2017, las perspectivas en cuanto a la calidad del producto son muy buenas.

 

Por cierto tenemos una novedad. ¡Y está riquísima! Muy pronto podrás descubrir “Dédalo”, un vino curioso, singular y totalmente natural.

 

 

Elaborado a partir de nuestra uva manchega Airén, se ha embotellado antes de finalizar su fermentación alcohólica, continuando dentro de la botella la acción de los azúcares y levaduras presentes de forma natural, quedando así atrapado el gas carbónico producido. Un método ancestral para obtener una cierta efervescencia suave llamada "pétillement".

 

Ligero y afrutado. ¡Salud!, y hasta pronto.

Escribir comentario

Comentarios: 0